Las vacaciones del régimen Sierra y Amazonía han terminado y en Confiamed medicina prepagada queremos que tus hijos inicien clases sanos, por eso hoy te contamos la importancia de realizar chequeos médicos antes de volver a las aulas.

En algunas instituciones educativas, uno de los requisitos para la matriculación de los estudiantes es que presenten sus exámenes médicos de rutina, para algunos padres de familia esto genera incomodidad y molestia, sin embargo, esta es la forma que tienen estos establecimientos para asegurarse de que sus estudiantes lleguen en las mejores condiciones de salud y así tener un entorno adecuado para todos.

Además, es la forma de que los padres conozcan el estado de salud de sus hijos y tomar las medidas necesarias en caso de presentarse alguna novedad, comentando a los maestros medicamentos o cuidados especiales que requieran sus hijos.

¿Qué exámenes son exigidos generalmente y para qué?

Coproparasitario. –  Como lo dice su nombre, este examen ayuda a verificar la existencia o no de parásitos en el organismo, el tipo y el tratamiento que se debe dar. Si bien hemos escuchado que hay que desparasitarse una vez al año, es importante la supervisión de un médico, sobre todo para las dosis que se dan a los niños.

La biometría hemática. –  Es un examen que examina los componentes de la sangre y permite hacer una comparación con valores de referencia de acuerdo con la edad y sexo del paciente, para detectar enfermedades propias de la sangre como la anemia.

El EMO. – Este examen llamado también elemental y microscópico de orina, permite conocer si existen bacterias en el tracto urinario y si están ocasionando problemas en las vías urinarias o renales.

Si bien los anteriores son los exámenes que se solicitan en los establecimientos educativos, se debe aprovechar y realizar chequeos visuales, auditivos y dentales.

Un chequeo visual permitirá conocer a tiempo problemas como el astigmatismo y la miopía, mismos que detectados a tiempo pueden corregirse en un 100%. Algunos problemas visuales traen consigo migrañas y bajas calificaciones en los estudiantes, no por no entender la materia sino por la dificultad que tienen para ver.

El constante uso de audífonos, el alto volumen, el ruido de la ciudad, y la manía de los chicos de introducir objetos en sus orejas, son factores que pueden afectar considerablemente la audición de los pequeños de la casa, un estudiante que no escucha recibirá información a medias y esto le dificultará el aprendizaje, por esta razón es importante visitar a un especialista para confirmar que nuestros hijos escuchen en perfectas condiciones.

Una prioridad para los padres debería ser un examen odontológico, las caries son un mal que afecta a muchos niños y no son el único problema con el que se pueden encontrar los doctores.

En el país aún no existe una cultura de prevención y acudimos al médico solamente cuando existen dolores, educar a nuestros hijos para que vayan a chequeos médicos sin estar enfermos es una manera de empezar a cambiarla.

A continuación, encontrarán algunas promociones que los prestadores de nuestra Confired han creado para los afiliados de Confiamed.