Con aproximadamente cinco semanas de confinamiento el tener a niños en casa todo el tiempo se ha vuelto todo un reto, hoy en Confiamed medicina prepagada, te queremos proponer algunas cosas para que las hagas con tus hijos.

 

Tiempo uno a uno

Este es un momento en el que se puede aprovechar para mejorar la relación con nuestros hijos, el dedicarles tiempo uno a uno implica tomar unos minutos de día para hacer actividades específicas para cada edad y para cada hijo, apaga el televisor y el teléfono y hagan cosas divertidas juntos.

Si tienes un bebé o un niño pequeño puedes cantarle, hacer música juntos con ollas, tapas y cucharas, contarle un cuento, jugar a las escondidas y hacerle muchas cosquillas.

Si tu niño no es tan pequeño invítalo a hacer ejercicio o bailar y cantar con la música que le gusta, lean libros, miren fotografías, hagan actividades como limpiar la casa o cocinar juntos de manera que sea un juego o un aprendizaje (por ejemplo, pueden hacer un pastel y que tu hijo mezcle los ingredientes, separe las yemas de las claras, etc.), ayúdale con sus tareas escolares con mucha paciencia.

 

Manteniéndonos positivos

Tal vez sea complicado ser positivo cuando tu hijo te está volviendo loco, pero un experimento demostró que las personas reaccionamos mejor cuando tenemos comentarios positivos que cuando recibimos castigos, así que busca la manera correcta de dirigirte a tus hijos, por ejemplo, en lugar de reclamarle por hacer un desastre, tranquilízate y pídele de manera calmada que por favor recoja sus cosas, al final, felicítalo si lo hizo solo o ayúdale y enséñale cómo hacerlo para la próxima, el gritarle solamente hace que tú y tu hijo se estresen y se enojen.

 

Estableciendo una estructura

La Covid-19 ha cambiado totalmente nuestras rutinas, horarios y formas de trabajar y estudiar, si nos descuidamos posiblemente el volver a la normalidad nos costará mucho, así que hay que establecer rutinas en las que se incluya un horario para cada actividad, es recomendable que tus hijos participen en la planificación de las actividades, de esa manera no tendrán excusas de no hacerlas por falta de tiempo o inconformidad.

Recuerda, tu eres el ejemplo de tus hijos, por lo tanto, si incumples con lo planificado, si no acatas las medidas de distanciamiento social, si no te lavas las manos, no puedes exigir que ellos lo hagan.

Lavarse las manos puede ser una práctica que la realicen entre padres e hijos para verificar que el tiempo empleado sea el suficiente y para hacerlo de manera divertida, dependerá de la creatividad de cada hogar.

 

Hora de redirigir

Todos los niños se portan mal, sobre todo cuando están cansados, asustados, tienen hambre o buscan independencia, pero recuerda, tú eres el adulto así que en lugar de gritar es mejor tranquilizarte y darle instrucciones para mejorar, explicar las consecuencias que tienen sus actos le ayuda a entender mejor los gritos.

 

Manejemos el estrés

Cuidar de ti mismo te permitirá cuidar de tus hijos, así que es necesario que te tomes un tiempo para ti mismo, aprovecha cuando tus hijos duermen para hacer alguna actividad que te permita relajarte, te recomendamos hablar con conocidos que se encuentren en una situación similar a la tuya y que te ayuden a mantener la calma.

Realiza pausas, existen ejercicios de yoga para principiantes que te pueden ayudar, te dejamos un enlace para que puedas ver los beneficios del equilibrio espiritual en tu salud.

 

No seas de los que ven el vaso medio vacío, se positivo, toma este tiempo como la oportunidad para compartir con tu familia.