Si tienes un plan de medicina prepagada de Confiamed recuerda que estás cubierto de esta y otras enfermedades.

El 24 de marzo se ha establecido como el Día Mundial de la Tuberculosis, una enfermedad que es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y que según la Organización Mundial de la salud es una de las 10 principales causas de mortalidad en el mundo.

Es importante aclarar que esta es una afección curable y que se puede prevenir, sin embargo, las personas que desarrollan tuberculosis activa durante muchos meses pueden tener síntomas leves, lo que hace que sea más difícil de detectar y convirtiéndose en un foco de infección para otros sujetos. La OMS señala que una persona con tuberculosis activa puede infectar de 10 a 15 personas a lo largo de un año.

Algunos de los síntomas de una persona con tuberculosis son:  tos (a veces con sangre), fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, debilidad, dolores torácicos, etc.

El tratamiento de esta enfermedad es una combinación de antibióticos que deberá ser recetado por un especialista y serán administrados aproximadamente por un periodo de 6 a 9 meses.

 La tuberculosis se transmite a través del aire, por lo que una persona infectada puede contagiar a otra cuando tose, estornuda o escupe.

Las personas con mayor riesgo de contagio son adultos que se encuentren en los años más productivos de su vida, y si además consumen tabaco el factor de riesgo incrementa, según información proporcionada por la OMS el 8% de los casos de tuberculosis se atribuyen al tabaquismo.

Finalmente hay que tener presentes 3 cosas:

  1. Recuerda, ante cualquier síntoma es importante no automedicarse, los medicamentos pueden esconder la enfermedad evitando que se pueda tratar a tiempo.
  2. Si tienes alguno de los síntomas acude al médico.
  3. Concluye los tratamientos, es común que al sentirnos bien dejemos de tomar los medicamentos, recuerda, concluir el tratamiento evitará nuevos brotes de la infección.