Muchos son los beneficios para la salud que se le ha atribuido al consumo del agua, los doctores y nutricionistas siempre recomiendan tomarla, pero ¿por qué es tan importante consumirla?
Actualmente Confiamed cuenta con planes de salud y servicio de medicina a domicilio con una red de más de 220 prestadores ambulatorios y hospitalarios a nivel nacional para cuidar tu salud y la de tu familia cuando más lo necesites.

Nuestro cuerpo está compuesto por gran cantidad de agua, el cerebro y los riñones son órganos que se relacionan directamente con esta, debido a que varias de sus funciones son capaces de realizarse con su ayuda y no consumirla por lo tanto puede ocasionar su falla.

El no consumir agua puede provocar deshidratación y esto trae graves consecuencias a tu salud y tu cuerpo.

¿Te has preguntado por qué estás reteniendo líquidos?
Tu cuerpo regula la cantidad de agua que debe tener, por lo que si no le das la suficiente empezará a retenerla.
Esta retención causará problemas de hinchazón en tus piernas y abdomen debido a que tu organismo la retira del sistema circulatorio para almacenarla en otros tejidos.
Dejar de beber agua no es la solución a este problema, en realidad esta es la manera que tiene tu cuerpo para manifestar que algo anda mal. Es decir, tu cuerpo está pidiendo a gritos que le des agua.

¿Qué le pasa a mi cuerpo cuando está hidratado?
Cuando el cuerpo tiene la suficiente cantidad de agua permanece hidratado. El agua es un vehículo para transportar oxígeno y nutrientes.
Además, permite a los riñones, que son órganos de vital importancia para nuestro cuerpo, filtrar la sangre y eliminar los deshechos a través de la orina, las heces y el sudor.
Cuando nuestro cerebro está hidratado facilita el trabajo de las neuronas, esto hace que se agudice nuestra memoria y nos concentremos más, nuestro estado de ánimo mejora, todo esto debido a que como se menciono anteriormente, el agua transporta oxígeno y este llega al cerebro de manera adecuada.

No me gusta el agua, ¿cómo hidrato mi cuerpo?
A muchas personas no les gusta tomar agua, por eso hemos consultado algunas opciones que te pueden servir:

  • Toma agua con gas, a veces las personas no encuentran agradable el tomar agua simple, por lo que las aguas carbonatadas son una buena opción debido a que le dan una sensación diferente a la persona que las consumen.
  • Pon unas gotitas de limón a tu agua, esto dará el efecto de no estar consumiendo algo sin sabor o insípido y puede resultar agradable al paladar.
  • Consume frutas como la sandía y el melón, estas contienen mucho líquido y complementarán tu dosis necesaria de agua diaria.
  • Saboriza tus aguas con frutas deshidratadas, esta es una opción sana y rica de darle un toque de sabor a tu bebida.

Ten cuidado con las gaseosas y el alcohol, estos a pesar de contener agua también tienen colorantes y azúcares perjudiciales para tu salud.

Finalmente recuerda que el clima, la actividad física que realices y la comida que consumas son factores que debes tomar en cuenta para tu consumo de líquidos. Es importante que recuerdes que el agua no se debe tomar solamente cuando tienes sed, debido a que este es un síntoma de deshidratación, el consumo de agua debe ser constante a lo largo del día.

No existe un mínimo o máximo para consumir agua al día, sin embargo, lo ideal es que tomes por lo menos 6 vasos diarios tomando en cuenta que muchos alimentos lo contienen como para completar la cantidad diaria.

Cuidar de tu salud, también está en tus manos. Toma agua y vive sano.

 

recetas saludables gratis

Descarga GRATIS