Proteger la piel de la luz solar es un tema que siempre se menciona, sin embargo, es muy poco lo que se ha hablado de los efectos que tiene la luz azul en nuestra piel.

Para comenzar es importante entender lo que es la luz azul y de donde proviene.

La luz azul es un componente natural y necesario de la luz con una longitud de onda de 380 nm y 475nm aproximadamente, esta es la luz que emiten las pantallas de celulares, computadores, televisores, tabletas, relojes inteligentes y demás dispositivos electrónicos.

¿Qué hace la luz azul en mi piel?

El permanecer más de 8 horas frente a un computador, más las interminables visitas a nuestro celular, además de el tiempo que permanecemos frente a un televisor ha hecho que exista una sobrexposición de nuestra piel a luz azul, es difícil determinar el tiempo que pasamos exactamente exponiendo tanto a nuestra piel como a nuestros ojos a este factor.

La luz azul generalmente produce mayores problemas en las personas con piel trigueña, debido a que según un estudio realizado por The Journal of Investigative Dermatology genera hiperpigmentación en las pieles con tonos medios y oscuros, las pieles blancas quedan relativamente intactas.

¿A qué se debe esta hiperpigmentación?

La luz azul estimula la producción de la encimo tirosinasa, esta se encarga de catalizar la producción de melanina y otros pigmentos de la tirosina por oxidación, ya que altera las moléculas y las convierte en productos tóxicos capaces de destruir los melanocitos.

¿Cómo proteger nuestra piel de la luz azul?

Los dispositivos actuales tienen funciones como el modo nocturno que hace que la luz de los dispositivos genere un tono más cálido, por lo que se obtendrá una menor exposición a la luz azul.

Otra recomendación es comprar bloqueador solar con color ya que estos usualmente tienen óxido de hierro que es más efectivo para bloquear la radiación emitida por este tipo de luz.

Una recomendación que no debemos olvidar es la hidratación, una piel bien hidratada se ve más joven y luminosa, para esto algunos expertos recomiendan el uso de antioxidantes como la vitamina C, sin embargo, siempre es mejor acudir con un especialista que recomiende los productos adecuados según tu tipo de piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y más que cuidarla por vanidad hay que recordar que se la cuida por salud.

En un mundo en el que la tecnología invade nuestro diario vivir, es imposible decir que se debe evitar el uso de computadores, celulares o televisores para proteger la piel de la luz azul, pero si es clave tomar un descanso de ellos, por lo que antes de dormir apaga los dispositivos electrónicos que estén en tu cuarto, no dejes el televisor encendido mientras duermes y aleja el celular lo más que puedas.

Recuerda, es mejor y más económico prevenir, las manchas, la falta de elasticidad o el envejecimiento prematuro de la piel necesitarán de tratamientos estéticos muy costosos para

mejorarlos, por lo que es mejor empezar a seguir estas sencillas recomendaciones que de seguro mejorarán la calidad de tu piel.