En Confiamed medicina prepagada sabemos que lo más importante es cuidar del bienestar tuyo y el de tu familia, por eso hoy queremos contarte sobre el Grooming o ciber acoso a los niños, un nuevo peligro que asecha en Internet.

El 2020 nos orilló a recurrir a Internet como un aliado, encontramos en la web una nueva forma de trabajar y una nueva forma para que los niños puedan estudiar, teniendo que aprender frente a un computador y alejados de sus compañeros.

Tal vez por esta razón han encontrado en las redes sociales o los video juegos en línea un recurso para interactuar con otras personas, sintiendo la tranquilidad de encontrarse en casa y protegidos, pero cuidado, en estos sitios abunda la gente mal intencionada que está al asecho de los niños con fines sexuales.

¿Qué es el grooming?

El grooming es un término que se utiliza para referirse a las personas que se acercan a los niños o jóvenes, con el fin de ganar su confianza, muchas veces haciéndose pasar por otras personas, generalmente otros niños, famosos o gente que puede ser considerada atractiva en el entorno en el que se desarrolla la actividad.

Generalmente un grooming genera lazos cercanos o emocionales con el fin de abusar sexualmente de los niños, introducirlos a una red de prostitución, pornografía y explotación sexual.

¿Cómo actúa un groomer?

Estas personas van ganando la confianza de los niños de a poco, comentan fotos halagando al menor de edad, o le envía mensajes directos por las redes sociales o video juegos y le brindan su amistad, le ofrecen consejos, regalos, o se inventan concursos ficticios.

Un groomer invierte tiempo en seducir al niño, generalmente en el perfil publica cosas que resulten de interés o que puedan atraer al menor haciéndole creer que tienen gustos similares.

Con cada contacto los groomers van obteniendo más datos de los niños, información personal y de contacto, cuando se ha establecido una relación de confianza empiezan a pedir fotografías al niño, al inicio inocentes, por ejemplo, muéstrame una foto de lo que haces en este momento, déjame ver como estas vestido/a, etc.

Después de un tiempo las exigencias son mayores, empiezan a solicitar fotografías de los niños desnudos, empieza el chantaje, el susto y la manipulación.

La primera recomendación del groomer es que el niño no cuente nada a sus padres, en ocasiones poniéndole incluso en contra de ellos y autoproclamándose como el único amigo del niño o la única persona que lo entiende y en la que puede confiar.

¿Qué pasa si los padres no se dieron cuenta de la situación?

Como se mencionó anteriormente la mayoría de estas personas tienen fines sexuales, por lo que un niño está expuesto a abuso y agresión sexual, las imágenes o videos de los niños desnudos ya es considerado un abuso, aunque estos hayan sido enviados de forma voluntaria.

Si el niño es chantajeado en ocasiones se verá reflejado en problemas como la ansiedad, depresión, falta de concentración, desánimo para hacer cosas que antes hacía, baja en el rendimiento académico.

¿Cómo prevenir el grooming?

El trabajo o las ocupaciones del hogar muchas veces hacen que los padres no presten mucha atención a las actividades que realiza el niño en Internet, el desconocimiento tecnológico también es un problema, pero es de vital importancia en primer lugar la educación.

Conversar con los niños sobre lo que se puede enviar o no por internet a sus amigos es el primer paso que deberían dar los padres.

Otra recomendación es que los padres tengan las contraseñas de las cuentas de sus hijos para revisar con regularidad las actividades que han realizado durante el día en Internet, puede ser que los niños eliminen algunas conversaciones, por lo que se recomienda realizar una inspección sorpresa de vez en cuando.

Como mencioné la tecnología suele ser un problema para algunos padres, pero existen tutoriales en plataformas como YouTube que en las que se puede aprender sobre el control parental en juegos, dispositivos, etc.

A continuación, te dejamos algunos enlaces que te pueden servir:

Presta atención

A pesar de que las redes sociales en teoría no aceptan menores de edad, muchos padres fomentan la creación de estos espacios, sin considerar los peligros a los que están expuestos sus hijos, los juegos en línea son otra de las herramientas utilizadas por los ciber acosadores, más vidas, créditos o alguna gratificación son formas muy comunes de llegar a los menores.

Conversa con tu hijo regularmente y dile que si en algún momento sufre algún tipo de chantaje o considera que se encuentra en una situación sospechosa, no dude en contar siempre con tu apoyo.

Tomate un tiempo para acompañar y supervisar a tu hijo cuando use Internet, los niños suelen confiar fácilmente en las personas que se acercan por este medio y más cuando son perfiles de niños de su edad.

En Confiamed te protegemos, mientras proteges a los que más quieres.