El miércoles 1 de julio tuvimos un conversatorio muy interesante con Dr. Paúl Moscoso y hoy en Confiamed te traemos algunos de los puntos que se trataron.

Cuidados

Tras más de cien días de confinamiento muchos han regresado a sus trabajos, teniendo que dejar a sus hijos en casa, el problema es que muchos niños han empezado a presentar síntomas de estrés debido a las medidas restrictivas durante la pandemia, algunos otros presentan aumento de peso, irritabilidad y miedo.

Ante estas situaciones es importante que los padres hablen con sus hijos, les expliquen sobre todo que mientras todos sigan las recomendaciones de bioseguridad que aconsejan los especialistas (uso de mascarilla, lavado de manos y distanciamiento) estarán a salvo del virus, además, es necesario que se establezcan algunas reglas, como por ejemplo el tiempo de uso del computador y las salidas vigiladas.

Al hablar de salidas vigiladas nos referimos a que es tiempo de que los niños empiecen a salir de casa, siempre acompañados de un cuidador que pueda vigilar que no toquen cosas que puedan estar contaminadas y que tomen las respectivas medidas de prevención.

Importante:

No se recomienda el uso de mascarillas en niños menores de 2 años debido a que pueden sufrir asfixia.

Los niños mayores de 2 años pueden utilizar mascarillas de tela, pero si el niño la toca mucho se recomienda el uso de visores que son más cómodos.

Vacunas

Durante esta pandemia varios niños han dejado de percibir sus vacunas por el miedo que tienen sus padres de que puedan contagiarse, sin embargo, la recomendación es tomar las medidas de prevención y acudir a la vacunación correspondiente, existe un riesgo muy alto de que enfermedades como el sarampión o la polio puedan regresar debido a la falta de vacunación, los niños menores de 18 meses son los más propensos a sufrir estas enfermedades que pueden ser más mortales que la Covid-19.

Alimentación

No existen alimentos milagrosos que puedan subir las defensas de la noche a la mañana, por esa razón es importante que exista una alimentación balanceada desde siempre para que los niños estén saludables, los adultos tenemos la responsabilidad de brindar una correcta alimentación a nuestros hijos, eso implica que debemos establecer horarios, un menú adecuado en el que estén presentes legumbres, verduras, hortalizas, etc.

Está en nuestras manos enseñar a comer sano a nuestros hijos y nosotros somos su ejemplo, así que debemos revisar muy bien como estamos alimentándonos nosotros.

Recuerda, el semáforo amarillo no implica que el virus no esté presente, cuida a tus hijos y cuídate a ti, sal solamente si es necesario, cuando regreses a casa antes de abrazar a tu hijo, sácate la mascarilla de forma adecuada, enseguida lávate las manos, cámbiate de ropa y déjala en una funda cerrada.

No uses guantes, estos dan una falsa sensación de protección, es mejor usar alcohol gel constantemente.

Mantén el distanciamiento social, esa es la mejor manera de evitar el contagio y sobre todo cumple con todas las disposiciones de los expertos.