Un buen hábito de alimentación es una forma de cuidar la salud, es por eso que en Confiamed Medicina Prepagada hoy te contamos sobre la comida procesada y sus riesgos para la salud.

La rapidez con la que se mueve el mundo obliga a las personas a buscar inmediatez, justamente basados en esta premisa hemos encontrado en la comida procesada un gran aliado para resolver temas de alimentación, sin embargo, dependiendo del nivel de procesamiento que puede tener la comida, se la puede considerar potencialmente peligrosa.

Niveles de Procesamiento

En el mercado existe comida con varios niveles de procesamiento, ya sea para alargar el tiempo de duración o satisfacer la demanda de los consumidores que buscan que estos sean fáciles de preparar y consumir.

Primer nivel – mínimamente procesados

Dentro de este rango se encuentran los productos pasteurizados o los alimentos naturales congelados que necesitan de este proceso para que su consumo sea seguro y se conserven por más tiempo.

Segundo nivel – poco procesados

En este nivel se pueden considerar los aceites de cocina, especias, y grasas que suelen emplearse para la preparación de comida.

Tercer nivel – procesados

Este nivel agrupa a los alimentos a los que se ha tenido que añadir uno o más ingredientes ya sea por conservación o sabor, en este grupo se encuentran los quesos curados, el atún o sardina en aceite y el pan.

Cuarto nivel – ultraprocesados

Estos alimentos se logran mediante el uso de sustancias o aditivos como saborizantes, endulzantes, estabilizadores, conservantes y colorantes, muchos de ellos tienen hasta 20 componentes en su fórmula lo que hace que su valor nutricional sea muy pobre.

Enfermedades relacionadas con el consumo de alimentos ultraprocesados

Las industrias no han llegado a generar comida procesada con el fin de enfermar a la gente, muchas de ellas escucharon al consumidor que pedía más sabor, mayor facilidad, menor tiempo y trabajo para su preparación y consumo.

La comida ultraprocesada ha llegado a ser considerada adictiva, productos como los snacks, papas fritas, refrescos carbonatados, han llegado a remplazar incluso a comidas importantes como el desayuno, el exceso en su consumo ha desencadenados un gran número de enfermedades, entre ellas:

· Diabetes

· Obesidad

· Problemas cardíacos

· Arterosclerosis

· Degeneración celular

· Envejecimiento prematuro

Aunque la solución parece sencilla, dejar de consumir comida procesada y terminar con el problema, el tema no es tan simple, como se mencionó anteriormente estos productos pueden ser adictivos, por lo que pueden generar dependencia a consumirlos.

Por esta razón te aconsejamos que, si tu cuerpo y tu estilo de vida se han acostumbrado a consumir comida ultraprocesada, la vayas disminuyendo poco a poco de tu dieta.

Dato importante

Según la encuesta de salud y nutrición del año 2013 realizada en Ecuador, se pudo determinar que las personas entre 19 a 60 años tienen un índice de obesidad del 62.8%

Aún estás a tiempo

Lo primero que debes hacer es tomar conciencia del daño que puede causar la comida procesada a tu salud, solamente así podrás comenzar a alimentarte de manera adecuada.

Te aconsejamos que cuando hagas compras compares, de seguro te llevarás una gran sorpresa cuando te des cuenta del precio que pagas por algo procesado frente a comida más natural.

Comer saludable no debe ser una moda, te invitamos a que por la salud tuya y de tu familia mejores los hábitos alimenticios, recuerda que tu cuerpo refleja la forma en la que te estás alimentando.

Recuerda que en Confiamed nos preocupamos por tu salud.